24 nov. 2012

O R T E M

Otra historia de José Martín. Esta vez sobre la vida que el viajero se encuentra en el metro de Madrid. Podría decir, como también apunta el autor, un viaje a los sótanos del tiempo. Únicamente José Martín Molina puede introducir al lector en los túneles y vagones de un tren con usuarios extraños, añejos, conocidos, imaginados , gracias a un léxico supremo que viaja entre la sordidez y el culto exquisito.

Una vez más, animo a su lectura.