13 abr. 2013

CELOS DE DIOS de Gema Alcalá Recuero

 
Es difícil decir qué obra me ha gustado más de Gema.
 La Empatía del Centauro es una novela fantástica para pensar.
Celos de Dios es otra historia. Los sentimientos fluyen desde el principio.
Lina, la protagonista dulce y retrasada que da lástima al lector y que, en ocasiones, le sorprende.
Ésta es una obra para sentir. La historia fluye como una "buena novela" hasta el capítulo Psicofonías. A partir de aquí, los ojos del que la está leyendo se abren, el corazón se expande y la exclamación aparece.
Si fuera necesario un calificativo para la obra diría que es una historia de vida, de sentimientos y de fuerza, en la que Dios ha de estar orgulloso.
Me quedo con la frase:


" La Lina no entiende, ¿por qué es así la vida?. Cuando más feliz es uno, más difícil es todo.
  ¿Será que Dios tiene celos?."