9 abr. 2012

ANTICRISTO













Cristiano es un cierto sentido de la crueldad, contra sí mismo y contra los
demás; el odio contra los infieles; la voluntad de persecución. Ante todo se cultivan las imágenes foscas y excitantes: los estados de ánimo más deseados, designados con los nombres más altos, los estados epileptoides: se practica la dieta para favorecer los estados morbosos y para sobrexcitar los nervios. Cristiana es la enemistad mortal hacia los poderosos de la tierra, hacia los nobles y, al mismo tiempo, una secreta concurrencia (se les deja el cuerpo, se quiere solamente el alma)... Cristiano es el odio contra el espíritu, contra la fiereza, contra el valor, contra la libertad, el libertinaje del espíritu; cristiano es el odio contra los sentidos, contra toda clase de goces.

Estamos en Semana Santa y aunque pueda parecer curioso, estoy leyendo El Anticristo de Nietzsche. Lo hago como descanso entre novelas. Me apetece un filósofo crítico y en esta obra encuentro la opinión crítica del que es un amigo de Cristo pero un aférrimo opositor al cristianismo como religión y realidad suprema ante otras creencias, como el budismo.

2 comentarios:

  1. Creo que conoces a la ganadora de un premio de cuentos, y que el cuento en cuestión no está nada mal. ¿Por qué no lo cuelgas en el blog para que lo leamos? Con permiso de la autora, claro...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues ahora que lo dices, vale. No creo que haya problema por el hecho que esté en catalán.

    ResponderEliminar